Alacantí

 Las condiciones laborales que finalmente se recojan en el convenio colectivo de nuestro sector serán decisivas para el mantenimiento de nuestros puestos de trabajo en caso de cambio de empresas explotadoras del servicio, para conseguir condiciones dignas de salario, horarios, permisos, etc. Por eso, todas y todos debemos ser partícipes de su redacción. Exijámosle a nuestras y nuestros representantes sindicales, sean cuales sean las siglas, información sobre el desarrollo de las negociaciones del convenio, para poder decidir si aceptamos o no las condiciones propuestas antes de su firma. Sobre nosotras y nosotros recaerán las consecuencias y, por tanto, debemos ser consultadas/os en asambleas de trabajadoras y trabajadores con carácter decisorio.

 

Desde los CUO enviamos nuestra solidaridad y apoyo a los compañeros de la Escandella en Agost.

 

La clase obrera pone los muertos para generar la riqueza de la que se apropia el empresario.

 

A la espera del avance de 2017, valgan los 607 muertos por accidente laboral durante 2016, 131 in itinere, 476 en jornada de trabajo.

 

Unidad, Solidaridad y Lucha

Actualmente el pueblo trabajador se encuentra en el callejón sin salida que supone la aplicación de políticas anti-populares y anti-laborales, así como por la escalada en la agresión imperialista, bajo el falso pretexto de que el país necesita reformas urgentes para salir de la crisis económica del capitalismo. Medidas tales como recortes de 30.000 millones de € hasta 2018 se imponen por la Unión Europea, para hacer posible beneficios millonarios de las principales empresas, bajo la dirección de un puñado de explotadores que se apropian de la riqueza producida por trabajadoras y trabajadores. 

Desde los CUO d’Alacanti saludamos la huelga desde el 26 de febrero hasta el 5 de marzo de los Servicios a Bordo en los trenes de Renfe por la defensa del convenio colectivo y contra el ERTE de Ferrovial sobre 725 trabajadores y trabajadoras.

 

Unidad, Solidaridad y Lucha.

Los CUO (Comités para la Unidad Obrera) no somos un sindicato pero sí desarrollamos acción sindical activa, pública y propia. Somos trabajadores y trabajadoras que luchamos por forjar la unidad de la clase obrera con independencia de la sigla sindical a la que, en su caso, nos encontremos afiliados/as. Pensamos que los problemas de la clase obrera sólo encontrarán solución desde la unidad de todos y todas las trabajadoras, decidiendo soberanamente sobre sus propios conflictos en las asambleas de centro de trabajo o empresa. Si las empresas se unen para arrebatarnos derechos, nosotras y nosotros debemos unirnos para impedírselo, y organizarnos para arrancarle a la patronal condiciones laborales que aseguren una vida digna para quienes todo lo producimos.